"La maté porque era mia"

“La maté porque era mía”

No, la mataste por cobarde y porque no supiste asumir que precisamente no lo era…

No quisiste ver lo feliz que podría ser sin estar a tu lado. La vida de dicha que tendría por delante y que decidiste arrancarle, pero no solo a ella, también a su familia y amigos que ya no podrán disfrutar de su risa.

Esa risa que te enamoró un día ¿recuerdas? Aquella que prometiste no borrarle nunca y de la que poco a poco solo fueron quedando esbozos…

“La maté porque era mía”

No, la mataste porque no pudiste soportar que se te fuera escapando entre los dedos y decidiste hacer tuyo el dicho de “o mía o de nadie”.

Porque no entendiste que no se puede enjaular al viento, ni atar con una soga el agua. Y ya nunca aprenderás que tal vez podrías retener su cuerpo pero jamás tendrías su corazón.

Aunque tal vez eso último siempre lo supieras y por eso lo hiciste…

La mataste porque te llenaba de impotencia y de rabia que ella nunca sería tuya.

Tú, que decías que sin ella no eras nadie y ¿ahora?

Ahora ya no lo serás porque te faltan letras para poderte llamar ser humano.


“Te equivocas. 
No quiero ser tuya.
Quiero ser mía. 
Siempre mía. 
Y a ratos,
compartirme contigo. 
Siendo libre.”

(Autor desconocido)

Comentarios

Entradas populares