24 Horas

Qué fácil sería quedarnos en hoy, ponernos la venda de los burros y no ver más allá de las próximas 24 horas, sin miedo a mañana, sin incertidumbre. Simplemente vivir, como si fueran un regalo, 24 horas con las que no contabas y sin embargo ahí están, en el bolsillo de un pantalón olvidado, solo para ti, sin retenciones…

Imagina ahora que sufrimos una especie de alzheimer selectivo en el que hubiéramos olvidado los malos momentos, o mejor, que los recordáramos pero sin rencores, sin traumas, que simplemente fueran enseñanzas, malos tragos por los que hay que pasar y que nos recuerden que podemos, nos recarguen de energía y nos den la fuerza que necesitamos para tirar para adelante…

Que el futuro no existe, que es una ilusión efímera que poco a poco va descontándote horas, minutos y segundos, así que toma, 24 horas, tuyas son, conviértelas en buenos recuerdos antes de que llegue el mañana a pedirte cuentas…

“sobrevivir sabiendo que ayer nunca volverá, mañana nunca llegará y hoy siempre será…

Elvira sastre”

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares