Mi vuelo

Nunca he sido lo que esperabas, tampoco me esmeré nunca por serlo simplemente pensé que, con el tiempo acabarías queriendo a la persona que he acabado siendo pero ya veo que me equivoqué.

Intentaste anclarme los pies en la tierra pese a que mi naturaleza era más de volar y me acabaste convirtiendo en un extraño pájaro que siempre vuela a ras de suelo porque le asustan las alturas. Una extraña fusión entre lo que tú querías que fuera y lo que realmente soy, incomprendida por todos, una especie rara…

Cuando me cansé de llevarme patadas alcé el vuelo y a veces te observo intentando buscarme donde ya nunca voy a estar, tu cabezonería no tiene límites. Yo por fin he asumido lo que soy e incluso me agrada serlo, ahora solo falta que lo hagas tú.


Comentarios

  1. Bego una reflexión muy cierta, no debemos permitir que alguien nos corte las alas, y dejar de ser como somos, nuestra personalidad es lo único que nos permite ser libres.
    Besos y disfruta del verano, los que nos quedamos en nuestra ciudad también podemos pasarlo bien.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser uno mismo, y a quien no le guste, que se aguante... ;)
      Gracias Puri, igualmente!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares