y... NADA

Me dicen que es imposible, que busque bien, que no puede haberse perdido, que en algún recoveco del alma se debe de haber escondido.

Pero me siento en el rincón de la esperanza e incluso me visto de verde y… NADA.

Me dicen que no me ralle, que todo llega, que le diga a un tal San Martín que verás como no me lo niega, y yo me pregunto en qué momento me vieron pinta de cerdo.

Mientras, me siento en el rincón de la esperanza e incluso me visto de verde y… NADA.

Que no te rías de mí, que te lo digo en serio, que yo creo que Pandora conmigo se dejó la caja abierta porque yo me siento en el dichoso rincón vestida de verde y aquí no cambia nada…

Comentarios

  1. Bego,después de leer varias veces el texto, tengo algunas dudas, quien habla es una mujer o un hombre, te lo pregunto porque como dice que si tiene pinta de cerdo? Puede que sea una banalidad y no influya en el texto, pero otra pregunta ¿ que es lo que no cambia, la sociedad o el protagonista? tienes que perdonar pero estoy un poco obtusa y no capto la idea que quieres mostrar.
    Besos .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Puri, no te preocupes, entiendo tus dudas. Lo que intento reflejar con el texto no es más que una perdida de la esperanza por mi parte. Lo de la pinta de cerdo es un juego de palabras, un dicho muy común es que "a todo cerdo le llega su San Martín" y de ahí viene derivada la frase. Que muchas veces utilizamos ese "tranquila que todo llega" y ves que no llega... Lo que no cambia es la situación, que los cambios hay que provocarlos no esperar que sucedan.
      Espero haber aclarado tus dudas.
      Un abrazo! y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Gracias Bego por la aclaración y tienes mucha razón los cambios tiene una que provocarlos, y así no dependes de nadie, pero esto tiene un inconveniente y es que si el cambio no es como te esperabas no tendrás a quién echarle la culpa .( esa es una opinión muy personal ).
    Va un abrazo grande-
    Puri

    ResponderEliminar
  3. Aunque en el momento no hay nada que nos consuele, siempre acaba apareciendo algo que nos devuelve la esperanza. Eso sí, buscándolo, quedándonos quietas no hacemos más que perder el tiempo.
    Un abrazo Bego! :)
    T.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón pero a veces, después de tantos cartuchos quemados no quedan fuerzas. Habrá que buscarlas!
      Un abrazo!! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares