Contrastes...

¿Contraste, dices?
Contraste es el vacío de mi cartera
frente a lo rica que me siento al tenerte cerca.
Y es que somos así,
inversamente proporcionales a las desgracias que nos pasan,
porque cuanto más se destruye lo de fuera
más duros se vuelven nuestros cimientos.
Tranquilo cariño, que un nuevo amanecer nos espera
después de esta noche sin luna,
detrás de esta ceguera.
Y merecerá la pena haber pasado frío
cuando el sol nos bañe por fuera y
nos derrita los males de dentro.
Y al mirar a contra luz los recuerdos,
nos enamoremos de nuevo,
y nuestras luces y sombras nos darán la fuerza
para aguardar los reveses de este destino incierto.
Es momento de apreciar la tormenta, amor,
arropaditos, bajo la manta,
juntos, a cubierto,
que de resurgir como el ave fénix
de las cenizas de la chimenea
que ahora nos calienta,
ya tendremos tiempo…







(Publicado en el número #4 Contrastes de la revista literaria Argonautas )

Comentarios

  1. Me encantó lo de "cuanto más se destruye lo de fuera más duros se vuelven nuestros cimientos", qué razón tienes!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no te mata te hace más fuerte, eso es así.
      Gracias guapa!
      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares