La batalla del reloj...

Atrapada en el tic tac del segundero, intentando escapar de la presión de tus agujas. “Para un poco, no tengas tanta prisa” te digo, pero el tiempo corre sin retorno…

Y una a una pones las horas sobre mis hombros y me vas pesando, porque yo ya no sé que hacer con ese tiempo perdido que me pasé construyendo el castillo de naipes que me fuiste derrumbando a golpe de aguja…

Y me sorprendo otra vez más haciéndote trampas, hurgando en tu mecanismo, cambiándote las horas de sitio para ver si con un poco de suerte consigo ralentizar tu paso... Y entonces, ZAS! Me sorprendes marcándome otra hora.


Y tengo claro que de los dos soy yo la que está perdiendo, porque el tiempo que paso en intentar esquivarte y declarándote la guerra, a fin de cuentas es tiempo que no estoy viviendo… 

Comentarios

  1. Oohh, qué bonito!!!
    Pero últimamente escribes cosas muy tristes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja ya... y mira que intento que no sea asi pero... a ver si la vuelta al cole viene más alegre... jajaja

      Eliminar
  2. Precioso :)
    El tiempo...como nos gustaría ser dueños de él, aprovecharlo y no perderlo. Buena reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias wapa, me alegro que te guste!
      Un saludo y bienvenida a mi locura... ;P

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Me encantaría un mundo sin necesidad de usarlo...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares